Pies de foto
  • Compartir:

Ganador edición 2001

Luis Guillermo Quintanal Cabriales

Defendiendo la alegría


Presentación

A casi nadie se le ocurre registrar «lo feo», el «defecto» humano del que todos queremos escapar a nivel visual. Porque la compasión misma duele practicarla y huimos hacia la belleza del paisaje, hacia la pasarela callejera que nos deja embobados.

Sin embargo, el fotógrafo se internó a lo largo de un año en el muro del dolor, hasta conseguir de estos niños y adolescentes la confianza necesaria, el codo a codo frecuente que trae consigo la ruptura de la famosa cuarta pared. «Y heme aquí», dice Arriete sonriendo y de cabeza, «estoy defendiendo la alegría».

La escuela especial para limitados discapacitados físico-motores «Solidaridad con Panamá» fue creada por el gobierno cubano en 1989. Es un sitio protegido de cierta manera, protegido de la mirada lasciva y del sensacionalismo cruel. El artista del lente consiguió un salvaconducto para eternizar ciertas imágenes que nunca quiso poseer el mundo. Pero la naturaleza, ya se sabe, es caprichosa. Tanto, que ha traido a la luz la desproporción del cuerpo. Luis Quintanal quiso escamotear el dolor con un primer plano juguetón que, sin quererlo, pone más al descubierto la espontaneidad de la escena.


Biografía

Descubrió la fotografía gracias a una cámara Kiev (de la antigua URSS) que había en casa de mis padres.

Tenía 15 años y enseguida se sintió fascinado por la visión del mundo a través del visor y el objetivo de aquel aparato.

No fue hasta después de un tiempo que entendió que la cámara, y con ella la fotografía, era un perfecto modo de expresión y podía decir lo que pensaba y sentía sin palabras.

Así empezó a caminar durante horas las calles de La Habana buscando la oportunidad de captar todo lo que me interesaba y por lo que se sentía atraído. Entonces, se planteó un reto: aprender el oficio y mirar de manera fotográfica.

Empezó a trabajar como operario de un laboratorio fotográfico y asistente en una agencia de publicidad. Aprendió el oficio a la vieja usanza. Luego hizo un curso superior de fotoperiodismo en la Facultad de Comunicación, vinculándose a un colectivo de fotógrafos de la Universidad de La Habana.

Actualmente investigo las características sociales y culturales vinculadas a grupos sociales que se han conformado de manera aislada en la sociedad cubana, como por ejemplo los masones, los travestis. También siento interés por los espacios urbanos que pasado un tiempo se convierten en símbolos de una arqueología urbana.

Comercializo y promociono mi trabajo a través de agencias, galerías y mi sitio Web. Actualmente trabajo en diversos proyectos en la Ciudad de Barcelona.